Rompiendo Mitos - Analizando Dietas Famosas

 

p12

 

Aunque siempre se discriminó contra la papa porque supuestamente engordaba, un reciente descubrimiento dado a conocer a la prensa internacional revela lo contrario.

Querer bajar de peso, verse bien y sentirse mejor no es nada malo. Incluso les recomendamos a muchas personas que se encuentran sobre peso, a llegar a su peso saludable para evitar de esta forma muchas afecciones que pueden ser causadas por la obesidad. Sin embargo, vivimos en una sociedad donde se prefiere lo fácil y rápido sin importar los efectos secundarios que tomar decisiones a la ligera puede causar.

Me refiero a las famosas dietas que se promocionan de año en año. Dietas que te prometen bajar de peso en muy pocos días y bajar pulgadas de esos lugares indeseados. Toda persona debe reconocer que si se tardó mucho tiempo en ganar peso, no es muy saludable querer perderlo todo en tres días haciendo dietas que pueden afectar su vida y su salud.

A continuación discutiremos algunas de las dietas de moda y sus verdaderos efectos secundarios, efectos que -por supuesto- los que se benefician de estas dietas no quieren divulgar.

La Dieta Atkins: Es una dieta que permite comer toda la cantidad que se desee de proteínas y grasas eliminando por completo los carbohidratos, incluyendo las deliciosas papas. ¿Pueden creerlo? Esta dieta fue creada para aquellos que al hacer dietas no deseaban dejar de comer carnes, grasas, mariscos, y huevos entre otros productos animales. Esta dieta parece ser muy fácil para muchos pero no saben que lo difícil es el efecto que esta dieta tiene en el cuerpo. Entre sus múltiples efectos, debemos mencionar que sube el colesterol puesto que el contenido de grasas de esta dieta es mayor a un 75%. Los altos niveles de proteína causan una alta concentración de ácido úrico. La falta de carbohidratos como las papas y las frutas dentro de la dieta Atkins tienen como resultado una dieta baja en vitaminas, minerales y antioxidantes. La dieta Atkins es una de las dietas más deficientes y desequilibradas que le hace pensar a la persona que está bajando de peso cuando lo único que se está eliminando es agua. Si esta dieta se adopta por tiempo prolongado, puede ocasionar serias enfermedades y daños permanentes en el sistema.

La Dieta Atkins vs. Ayuno Sustentado: El Ayuno Sustentado también te permite comer toda la cantidad de comida que desees, siempre y cuando sean papas, zanahorias y los demás alimentos que se pueden consumir en el mismo. No sube los niveles de colesterol ni de ácido úrico, por el contrario, los baja. En la combinación del Ayuno Sustentado, las personas encuentran todas las vitaminas necesarias y es de conocimiento general que aquellos que se encuentran en el Ayuno Sustentado sienten nuevas energías y disfrutan de una excelente salud. El Ayuno Sustentado se puede llevar como un estilo de vida diario sin causar ningún problema, su efecto secundario es que sus seguidores gozan de una larga vida y envidiable salud.

La Dieta Médica Scarsdale: Esta es otra de las dietas que elimina los carbohidratos en su modelo de alimentación. Se debe seguir un programa de comidas específico por 14 días, el problema es que la selección de los alimentos no es la más saludable. Entre los alimentos seleccionados se encuentran los huevos, hamburguesas, salchichas, pescado, refrescos y azúcares artificiales. Al parecer esta dieta fue diseñada para las personas que no conocen o no desean conocer nada sobre nutrición. Solamente se puede llevar por 14 días en que la persona se supone que pierda 14 libras. Esta dieta no la pueden llevar personas enfermas ni personas que estén embarazadas, tampoco la pueden hacer personas que estén sobrepeso. Entonces, ¿Quién se beneficia de esta dieta desequilibrada cuyos resultados son de corta duración?

La Dieta Médica Scarsdale vs. El Ayuno Sustentado: Quienes hacen el Ayuno Sustentado son personas que conocen y quieren llevar una vida de nutrición óptima. El Ayuno Sustentado es mucho más que una dieta, es un estilo de vida que se puede llevar a lo largo de los años y beneficia a niños, jóvenes y adultos, mujeres embarazadas, personas sobre peso y bajo peso, todos pueden hacer el ayuno sustentado y sus resultados son de larga duración. En la Dieta Scarsdale, igual que la Atkins, los niveles de colesterol y ácido úrico suben, cosa que nunca sucederá a los partidarios del Ayuno Sustentado.

La Dieta del Grupo Sanguíneo: Esta dieta propone que cada tipo de sangre debe comer ciertos tipos de alimentos. El tipo de Sangre O pertenece a los carnívoros. El tipo de sangre A corresponde a los vegetarianos y el tipo de sangre B representa a los omnívoros que consumen lácteos. Se indica que si eres de un tipo de sangre e ingieres alimentos que no corresponden a tu grupo, tendrás grandes problemas de salud. Si esta dieta fuera en su totalidad cierta, existirían miles de personas en peligro pues muchos son los que no conocen su tipo de sangre y mucho menos conocen los supuestos alimentos que tienen prohibidos. Por ejemplo, el tipo O, los carnívoros, no deben consumir papas porque le espesa la sangre, a menos, esto es lo que indica el autor. Así mismo cada grupo de sangre tiene alimentos que le espesan la sangre al momento de consumirlos. El problema de esta dieta radica en que el autor en ningún momento presenta evidencia de lo que intenta probar y si sus argumentos fueran ciertos, todos los tipos de sangre comen cosas que están en su lista de prohibición, todos estuviesen sobrepeso y sufriendo los efectos de su desconocimiento.

La Dieta del Grupo Sanguíneo vs. El Ayuno Sustentado: No importa tu tipo de sangre, el Ayuno Sustentado es perfecto para ti. Nuestra alimentación es una curativa que limpia los sistemas, no los recarga ni espesa la sangre como asegura.

Los altos niveles de proteína causan una alta concentración de ácido úrico, y el contenido de grasas de esta dieta es mayor a un 75%. el autor de La Dieta del Grupo Sanguíneo. Todo tipo de personas, con diferentes tipos de sangre, estilos de vida y de alimentación, han llegado a la conclusión de que el Ayuno Sustentado fue la solución, no solo para su sobrepeso, pero también para recobrar sus energías y su salud. Miles de testimonios son nuestra más satisfactoria prueba de que el Ayuno Sustentado es mucho más que una dieta famosa o pasajera, el Ayuno Sustentado es una solución permanente, una alimentación que sana, la puerta de salida de la enfermedad

La dieta de comida rápida: Esta dieta, mejor conocida por su nombre en inglés, The Fast Food Diet, es una que te ayuda a bajar de peso mientras comes en cualquier restaurante de comida rápida. El inventor de esta dieta, quien es cardiólogo, provee un programa para hacer todas las comidas por seis semanas en diferentes “fast foods”. También subestima en cierta forma la fuerza de voluntad de las personas pues asegura que éstas, aunque hagan dietas, no lograrán renunciar a las comidas rápidas y que esto es lo que le da tanta importancia a su dieta. Entre los efectos secundarios que no quisieran que sepas se encuentran el aumento significativo del colesterol y diabetes. Estudios científicos demuestran que las personas que comen comidas rápidas 2 veces en semana tienen un 100% de riesgo de resistencia insulínica en comparación a aquellos que no consumieron comidas rápidas. ¿Se imagina el efecto de comer comidas rápidas en todas las comidas por 6 semanas? Parecería que el cardiólogo quiere aumentar su número de pacientes invitando al mundo a vivir un estilo de vida que obviamente enferma a nuestra sociedad. Quien ha visto el documental “Super Size Me” comprende los efectos nefastos que tiene la comida rápida sobre el organismo humano.

La dieta de comida rápida vs. El Ayuno Sustentado: El Ayuno Sustentado provee una alimentación fresca y variada que no tiene efectos secundarios malignos como lo son el causar diabetes o aumentar el colesterol. Por el contrario, ha sido notable el hecho de que los diabéticos se han curado haciendo el ayuno de papas y zanahorias aún cuando doctores y nutricionistas aseguran que el diabético no debe comer papas. Una gran cantidad de testimonios demuestran que la papa y la zanahoria ha sido la cura para diabéticos que dieron el paso de cambiar su alimentación y su vida para siempre. Los niveles de colesterol, como hemos mencionado antes, también vuelven a su normalidad. Finalmente, sabemos de sobra que son miles de personas que han tenido la fuerza de voluntad para renunciar, no solo a las comidas rápidas, sino también a todas esas cosas que pueden enfermarles. Ellos, al igual que nosotros, están en las papas y si tú todavía no lo has intentado, estás a tiempo de experimentar los grandes beneficios que ofrece el Ayuno Sustentado.

La Dieta de la Revolución de Grasas: Esta dieta se basa en que no todas las grasas son malignas. Las grasas amarillas son las que representan lo insalubre y son las que más se conocen a la hora de hablar de sobrepeso. Por otra parte, las grasas marrones son saludables y ayudan a mantener una apariencia joven y un cuerpo delgado. El problema con esta dieta reside en que no se ha demostrado que realmente este tipo de grasa ayude a bajar de peso. También ha sido demostrado que aquellas personas con mayor cantidad de grasas marrones en el cuerpo tienen mayores incidencias de cáncer e hipertiroidismo. Finalmente, esta dieta aparenta no tener grandes diferencias con aquellas dietas altas en proteínas y bajas en carbohidratos.

La Dieta de la Revolución de Grasas vs. El Ayuno Sustentado: Las grasas en el Ayuno Sustentado son mínimas y estas se obtienen mayormente del Aceite de Oliva Extra Virgen o del consumo de aceitunas negras. El ácido oleico que contiene el fruto del olivo es el responsable del control del colesterol y sus componentes antioxidantes retrasan el envejecimiento. Ya sea que se consuman las aceitunas o el aceite, estas grasas monoinsaturadas son altamente beneficiosas para la salud. El aceite de oliva puede utilizarse en el Ayuno Sustentado sin causar un aumento de peso lo cual es altamente beneficioso y sus comidas gozarán de un gran sabor. Por otra parte, el Ayuno Sustentado es un arma potente en contra del cáncer y el hipertiroidismo. Aquellos que desean llevar una vida lejos de médicos y hospitales son los candidatos perfectos para llevar el Ayuno Sustentado pues previene, no solo el cáncer, sino múltiples enfermedades causadas por los malos hábitos de alimentación.

La Dieta de los Infieles: La propuesta de la Dieta de los Infieles puede parecer atractiva para muchos pero sus resultados pueden no ser los mejores. Esta es una dieta que se mantiene restringida en la semana pero te permite comer todo lo que deseas durante el fin de semana. Obviamente, el problema reside en que las personas, aprovechando el fin de semana, comerán excesivamente de todo lo que le hace daño al cuerpo. Esto no permitirá que el sistema logre una limpieza completa y tampoco permite que la persona baje de peso significativamente pues lo que baja en la semana, lo engorda en los dos días en que le puede ser “infiel” a la dieta. Entre los alimentos que se permiten consumir en el fin de semana se encuentran la pizza, los endulzadores artificiales, el queso y alcohol.

La Dieta de los Infieles vs. El Ayuno Sustentado: Comer no es un problema para el Ayuno Sustentado pues se puede comer la cantidad que se desea con la frecuencia que la persona necesite eliminando así la ansiedad de consumir dulces o comidas que le puedan hacer daño. Este método es mucho más fácil y efectivo que romper una dieta todos los fines de semana echando a perder los logros obtenidos. En el Ayuno Sustentado hay variadas recetas que satisfacen los sentidos como la Pizza de Papa, Sushi de Papa, las Tortas de papas y un sinfín de delicias confeccionadas todas con alimentos permitidos dentro del Ayuno Sustentado para ayudarle a mantener una salud óptima sin sacrificar el sabor y la variedad que se busca. Lo mejor de todo es que los sabrosos menús de papa y zanahoria no son solo para el fin de semana, son para toda la semana, para todos los meses, para todos los años y para toda la vida. AN

 

 

 

 

Redes Sociales